Días de escuela

Diciembre del 63Estoy hecho un viejo de morondanga. Me recrimino, mientras se escurre esa lágrima furtiva. La seco disimulado y a  escondidas, no vaya a ser que mi compañera la advierta y menoscabe mi virilidad.

¡Ma, sí! Exclamo en mi mente ¿A esta altura y con el mar de años que hemos atravesado, debo seguir representando un papel? Me abandono al sentimiento, reencuentro a mi infancia, comulgo con las palabras y la potencia del Aria que percibo a través de la vista y el oído, me hace estallar el alma. Veo a ese tenor, de registro perfecto, esforzar su rostro para mantener pura la nota.  Oigo reverente las antiguas y eternas palabras. Por fin me inunda el orgullo y exaltado me hace igual que entonces: patria. Quedo extenuado, mi atención se dispersa y me reencuentro en la habitación. Ya me encamino hacia el sueño, preocupado. Dije que no iba a ir a la reunión de sexto grado. Sé que es la decisión correcta pero me duele, quisiera compartir esto ¡Y, bue! Mañana veremos…

— ¡Dale Carlos, despertate! — me sobresalta mamá mientras me sacude con cariño.

—Tomá la leche— me ordena astuta, no tengo más remedio que incorporarme para agarrar la taza. Mientras, abre las cortinas y prende la luz del techo pues todavía esta oscuro. Adormilado, un instante después me encuentro atónito llamando al ascensor.

Ufa, está allá abajo y viene re lerdo, me dan ganas de bajar rápido saltando por la escalera ¡No! Exclama una alarma en mi cerebro. —Si el ascensor anda, usted lo usa y no molesta a los vecinos con sus saltos ¿Entendió? — recuerdo amedrentado mientras espero y espero. Estoy muy cerca, entre el palacio Bergoglio y la entrada sobre Andrés Pazos de La Normal, es prácticamente una cuadra.

La recorro como un zombi, confluyendo con otros. Bajo esa luz todavía gris, lo único que me mantiene en marcha son las diferentes temperaturas de mi cuerpo. Por arriba y hasta media oreja el Ártico hace llorar mis ojos con su aliento frío. Debajo, bufanda y tres pulóveres mantienen ardiendo mi pecho sofocado. De los pantalones cortos para abajo, el Antártico me ha secuestrado las piernas. Ni con doble par de medias consigo sentir mis pies.

A medida que vamos llegando, poco a poco tomamos nuestro lugar en las filas. Casi todos me cargan por petiso, hasta yo mismo comparto esas cargadas; no sé cómo, pero de algún modo transmiten cariño. Nadie sospecha mi secreto orgullo. Hasta viviría encorvado para esos momentos: estar primero en la fila al entrar al aula y estar aquí, en las mañanas, adelante. Con todos los grados formados en cuadro. En este silencio cargado de expectación, que finalmente explota en mil voces.

            “Alta en el cielo un águila guerrera,

             audaz se eleva a vuelo triunfal;”

y voy alzando la vista

            “azul un ala del color del cielo,”

es maravilloso, ya es celeste.

           “azul un ala del color del mar.

            Así en la aurora irradial,”

sí, se ve el sol iluminando los techos,

           “punta de flecha el áureo rostro imita,

            y forma estela al purpurado cuello.”

Sigo imaginando equivocado una flecha ardiente.

           “El ala es paño, el águila es bandera.”

Mi vista la reencuentra, ya flamea y su tela me convence paño.

           “Es la bandera de la patria mía,

            del sol nacida que me ha dado Dios.”

Repitiéndolo dos veces más para dejar huella.

Me uno vibrante a ese todo que somos patria y reconozco el regalo infinito.

La emoción aún dura un instante, mientras nos perdemos en los lentos pliegues que le forma el viento.

Ya pasó. Aunque en orden, vuelve el sonido del mundo y empezamos a recorrer otro día.

Carlos Caro

Paraná, 05 de octubre de 2013

Descargar XPS:  http://cort.as/AUd0
Safe Creative #1310168779472

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s