Búsqueda sin fin

Busqueda sin fin liibookComienza el piano…, dudás un instante y ya está. Somos danza de tango. La razón se opaca y nuestros cuerpos obedecen como títeres a esa música melancólica y rotunda. Mientras los corazones se expanden contentos, nuestro universo entero se estrecha a la parte iluminada del salón de baile. Ese parqué maravilloso va marcando nuestros pasos, la noble madera encerada con memoria de décadas los guarda todos.

Te volvés arcilla en mis manos. Te vas amoldando a mis movimientos, captás las sutiles indicaciones de mi mano en tu espalda; me presentís, dejás de pensar y te entregás ya inconsciente al baile. Por fin somos uno danzando y te vuelvo a encontrar. Como otras veces, me empeño en creer que también somos uno en la vida.

En ese lugar iluminado con emoción y rodeado por la oscuridad, el bandoneón nos guía todopoderoso, con la derecha nos frasea los “firuletes” y con la izquierda mantiene rumboso la melodía. Hemos practicado tanto la coreografía que entregamos hasta nuestros sentimientos a los vaivenes de una canción que rueda en nuestras mentes, mientras la orquesta única nos acompaña. El ardor lo acorta todo, congelamos la última figura con fuerza y altivez esperando el acorde final.

Beso tu mano y la levanto orgulloso. Tus ojos aun velados de pasión no me ven, al instante regresás y cautivadora sonreís. Mientras te obligo a saludar al público, te volvés radiante. No logro distinguir qué luz ha iluminado el recinto, si la tuya o la de las mil bombillas de las espléndidas arañas. Por fin, apresurados y elegantes, regresamos a nuestros lugares cediéndole la pista a la siguiente pareja.

Ganamos otra vez. El segundo premio. En menos de cinco meses te has convertido en una magnífica bailarina. Estás exultante y salimos a festejar emborrachados de triunfo. Ha sido una locura en la cual me sumergí ahogado por tu falta. Hemos terminado, arrojados por la marea de la noche, en el cuarto de tu hotel amándonos apasionadamente.

Volvés a ser “mi Malena”, la que “baila” el tango como ninguna. Mi corazón te reconoce entusiasmado y mi mente te rescata desde el infierno de tu olvido.

Ahora, todavía ansiando la noche, cerca del mediodía, te hago llamar y espero en la recepción para invitarte a almorzar.

Cierro los ojos y rememoro tu repetida llegada. Has visitado con ojos de aprendiz, sin dudas, el salón de baile y don Antonio te indicó volver después de las nueve de la noche. Siempre me adulas como maestro de baile, con recomendaciones que ya son del mundo entero. Pactamos tu entrenamiento y mi caché. Pero ya no me importa, solo quiero recuperarte.

No tengo piedad, incluso te maltrato. Te hago practicar diez u once horas por día, hago oídos sordos a tus quejas. Empecinado, no veo el momento de transformarte. Te indico los artesanos que deben calzarte y que te “empilches” elegante pero “canyengue”, más puta. Y así, un día…

Una puerta al cerrarse me sobresalta, la recepcionista se acerca con un sobre en la mano. Eso, ya lo sé, marca el adiós. Adelantándome a mi destino inacabado, le hago señas de que calle lo que tenía por decir. Tomo el sobre, me guardo el cheque del último pago y tiro al cesto, sin leer, tu nota.

Es una más de las mil variantes de tus acostumbradas despedidas. Con gratitud, vergüenza, pesar y prometiendo, mentirosa, recuerdo eterno. Me hace daño, tanto…. Con cada partida se va uno de los últimos gajos de mi corazón.

Esta noche, solo, en la milonga dejaré que los tangos más tristes me acompañen con pena de bandoneón a encerrarte por última vez en el olvido.

 

Carlos Caro

Paraná, 24 de agosto/ 22 de noviembre de 2013

Descargar XPS:  http://cort.as/Ac2k

 

 

 
Safe Creative #1310168779472

Anuncios

2 comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s